Cambio de look: Hair Krone + Wella

Hace varios meses que estaba considerando el hacerme un buen cambio de look. Siempre me ha gustado tener el pelo largo y, uno de los motivos por los que siempre no he querido cortarlo demasiado ha sido porque luego tendría que esperar demasiado para volver a tenerlo largo de nuevo. Pero una vez que el pelo me creció lo suficiente, me di cuenta de que tampoco me gustaba el aspecto que tenía, por lo que decidí dos cosas: primero sanearme el pelo y quitarme todo lo que tenía estropeado, y luego sopesar si debía darme toques más claros.

Pues hace más o menos un mes, decidí quitarme todo el rubio y volver a mi tono natural, así podría verme de nuevo solamente con mi color, que no es tan oscuro como pensaba. Una vez me acostumbré al corte y al tono de mi pelo, decidí que me vería mucho mejor con el pelo más claro, los oscuros siempre endurecen los rasgos. Así que, sin una idea clara, pedí una cita en Hair Krone.

Nada más llegar al local que tienen localizado en la calle Lagasca, Reyes me atendió. Ella fue la persona que me dedicó su atención en el tema del color del pelo. No tenía muy claro lo que quería hacerme, sólo sabía que ahora que tenía el color igualado, necesitaba aclararlo para verme algo mejor, como lo que estaba ya acostumbra.

Su recomendación fue dar luz y brillo, no solamente en las puntas, para dulcificar el rostro y mejorar el brillo de mi pelo. Así que no decidí seguir su consejo al 100%, ya que obviamente era ella la entendida. Para ello, me dio dos tonos de rubios que, como podréis comprobar en las fotografías, finalmente daban un toque muy natural, sin excesivos contrastes.

Lo primero de todo, realizan un estudio del color, ya que según cada cliente y lo que vaya buscando, variará. Es decir, los colores que a mi me aplicaron es muy probable que no tengan el mismo resultado en otra persona. Tened en cuenta que no todos tenemos el mismo tono base ni la misma calidad de cabello.

El primer paso fue la aplicación de las mechas balayage, para más tarde aplicarme otro tono para la zona superior. Esto fue para dar luz y brillo a esa zona. Sinceramente, no sabía muy bien cómo era la aplicación de la mecha balayage, y tampoco pensaba que se pudiese hacer en pelos cortos, pero desde luego que estaba equivocada. La técnica balayage, aplicada especialmente con una paleta para facilitar la aplicación del tinte, está ideada para dar naturalidad y luminosidad de los diferentes tonos de pelo, haciéndose de una distancia específica del pelo, hasta el final del cabello. Se hace con una técnica especial, para que el contraste de tonos no sea tan extremo, como el de las mechas californianas. Para estos dos tonos, utilizaron dos productos de Kolestone Me +, de Wella.

Después de la aplicación de las mechas, pasé a las manos de Cristina, que fue la persona que me asignaron para darme el toque final al cambio de look. Mi nuevo corte de pelo llama a gritos unos bucles, así que aprovechando que yo soy negada con la plancha y los cepillos redondos, pasé por sus manos. Mientras me realizaba el trabajo, me dio un par de consejos sobre cómo cuidar el cabello, y es que me comentó que nos confiamos demasiado cuando llega el invierno y descuidamos demasiado su nutrición, y es que en la mayoría de ocasiones es peor el viento y el frío que el calor del sol.

Y he aquí el resultado. Espero que os guste, porque yo estoy encantada, siempre es bueno un cambio para seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *