Lencería y pijamas: sexys, calentitos y con clase

Ayer me dio mucho que pensar una encuesta que publicó mi amiga y compañera bloguera @armasdemujer sobre las diferentes preferencias que tenemos hombres y mujeres sobre ropa interior. La mayoría de nosotras matamos por estar sexys, por sentirnos cómodas con nuestro cuerpo y poder mostrar esa sensación a los demás. Siempre nos dicen que tenemos que sentirnos cómodas con nuestro cuerpo para así desprender belleza por dentro y, por ende, por fuera, para que los demás puedan percibirlo. Por eso, es muy importante cómo lucimos, y la lencería y la ropa interior son nuestros mayores aliados para hacernos a sentirnos así.

Después del resultado de la encuesta que ella creó a través de instagram, decidí que también yo iba a preguntar a mis amigos/lectores ‘qué es lo que ellos preferían’. ¿Sabéis que en la mayoría de las ocasiones las mujeres y los hombres no nos podemos de acuerdo sobre lo que es una lencería sexy?

Yo no he tomado conciencia de esto hasta hace muy poco, y estoy segura de que muchas de vosotras os habréis sentido identificadas con lo que ahora os contaré.  Somos inconformistas con nuestros cuerpos, pero es que la vida es así, nunca llueve a gusto de todos, y las chicas/mujeres que tienen poco pecho quieren tener más, y las que tenemos mucho, queremos tener menos. Tamaños y gustos a parte, cada uno es consciente de que la problemática del tallaje siempre ha existido, aquí es dónde estaréis de acuerdo conmigo. ¿Por qué yo no podía elegir un diseño bonito y sexy y a la par que fuese cómodo?, eso era imposible. Al final, acaba abocada a comprar los diseños en mercerías clásicas, que era el único lugar dónde podías encontrar los únicos modelos que no iban a darse de sí a la primera puesta.

Afortunadamente, esto ha cambiado (y mucho), y podemos encontrar tanto lencería, como ropa de dormir que se ajusta mucho más a nuestro cuerpo. Hasta hace muy poquito tiempo veía imposible poder comprar un bralette y que me sentase bien, o poder llevar un sujetador con mucho encaje. Así que, tendríais que ver cómo he apuntado algunos diseños de este tipo en mi lista de deseos. Tengo pendiente enseñaros un bodi de encaje y terciopelo que me ha maravillado, os lo enseñaré en breve, porque me parece totalmente ideal y súper sexy.

Y ¿qué me decís de los onesies? Es muy probable que esta palabra no os diga nada, parece más bien una palabra inventada, pero son esos conjuntitos tan cucos que últimamente se están viendo por las tiendas y por internet. Y es que no hay que ser el pequeño de la casa para poder llevar un conjunto tan divertido y caliente. ‘Ande yo caliente, ríase la gente’ suele decirse, pero en este caso es más cierto si le ponemos un poco de humor a nuestros outfits.


¿Ropa antigua y desgastada para estar en casa sin salir un domingo?, pero ¿por qué hacemos eso?, ¿es por esa enfermedad crónica y enfermiza que tenemos todos de guardar las ropas viejas y que no usamos año tras año por el simple hecho de no deshacernos de nada? Es algo que no es comprensible, no hay por dónde cogerlo: si no lo quieres para salir, ¿de verdad vas a sentirte bien usándolo en casa?, la respuesta es No. Así que, tras esta reflexión os diré que he aprendido que cada tipo de ropa tiene una utilidad y que, después de que ya no sea útil, no debería de ser reutilizada.

Y si os hablo sobre pijamas de mujer, pasa lo mismo. Estoy segura de que tenéis en casa más de un pijama de esos típicos que sólo se los pondría tu madre. Hoy en día, hay pijamas sexys, que lo sepáis. Y no, no me vale la excusa esa de que ‘nadie me va a ver’ o ‘siempre duermo sola’, porque  sí que hay alguien que te ve: te ves tú. Así que no hay mucho más que argumentar al respecto, ¿verdad?

No sé vosotros, pero después de esta reflexión me han dado ganas que hacer hueco en el armario, tirar todo lo viejo, hacer espacio para quedarme con lo que realmente me gusta, e incluir alguna cosita más que me haga sentir mejor.

4 comentarios en “Lencería y pijamas: sexys, calentitos y con clase

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *