¿Por qué este OT ha triunfado?

Lo que es noticia, es noticia, y no puedo dejar de hablar sobre una de las tendencias de las que más se está hablando en los últimos meses: el programa televisivo Operación Triunfo.

Los que me conocéis bien sabéis de mi pasión por la música y el mundo del espectáculo. He de reconocer que los concursantes de este tipo de programas me dan mucha envidia y, obviamente, esto me viene de mi pasado y de mis ganas de ser profesional de este mundo. No os voy a negar que en su momento lo intenté, quizá no con la fuerza que hubiese necesitado para conseguir algo, pero supongo que cuando tienes este tipo de inquietudes, es algo que nunca desaparece.

Sea como sea, Operación Triunfo ha vuelto, y lo ha hecho a lo grande, como nadie hubiese imaginado que iba a volver. Lejos queda aquella primera edición en la que los concursantes llamaban la atención por su simpatía y su frescura, allá por 2001/2002. Desde entonces, varias ediciones, en cadenas diferentes, consiguieron que el formato se quemase y que no pudiese atrapar tanto al público como aquella edición.

CONCURSANTES

Pero aquí están de nuevo: 16 concursantes (18 si contamos los dos chicos que no llegaron a entrar en La Academia) que han vuelto a dar frescura a este reality show que tanto está dando que hablar en las redes sociales.

No había mucha expectación. Programas de talents shows de otras cadenas y el formato clásico de los antiguos Operación Triunfos hacían creer que esta iba a ser una edición más, que pasaría por la parrilla televisiva sin pena y sin gloria, pero nada más lejos de la realidad. Quizá la primera gala daba a ese entendimiento, y es que la primera vez que pisaban los chicos el escenario en directo iba a ser un desastre por culpa de sus nervios y por el mal sonido de la gala. Quizá era demasiada casualidad que entre los 18 chicos, elegidos entre los mejores, ninguno se hubiese librado de desafinar. Afortunadamente la culpa se la llevaron los nervios y la mala preparación por parte del sonido del programa hacia los concursantes, que hacía que no se escuchasen bien a la hora de estar en el escenario.

Arreglados los problemas de sonido, acostumbrándose a los nervios y añadiendo más confianza en sí mismos llegó una segunda gala en la que pudimos comprobar que esa presentación había sido totalmente engañosa. Afortunadamente para todos, pudimos ver cómo poco a poco mejoraban en seguridad y sobre todo la puesta en escena.

Igualmente, y después de haber visto otras ediciones, podemos decir que mucho de este gran OT se debe a la fase de casting, ya que por primera vez, los chicos elegidos no sólo saben cantar, sino que tienen una base musical, bien porque han dedicado parte de su tiempo a estudiar, o porque realmente son amantes de la música. Claro está que en otras ediciones podíamos encontrar a más de un cantante de karaoke.

PROFESORES

Dirigidos en esta ocasión por Noemí Galera (que en más de una vez me ha rechazado a la hora de presentarme a sus castings), el show se centra por primera vez en los chicos, sin necesidad de destacar en demasía a los grandes profesores que tienen carisma de sobra. Que haya sido ella y no otra persona la directora ya daba a entender que iba a ser algo más serio.

No estoy desmereciendo a los profesores del pasado, creo que sabían lo que hacían y que eran grandísimos profesores, pero en muchas ocasiones acababan siendo ellos más protagonistas que los mismos concursantes, bien porque eran conocidos por el público con anterioridad o bien porque su carisma era muy grande y atrapaba a los espectadores, llegando a eclipsarles en ocasiones.

En esta ocasión, han sabido mantenerse en un segundo plano para sacar lo mejor de cada uno, hasta que no ha habido más remedio (por sus propias carreras) de salir un poco más a la palestra, como es el caso de los Javis.

Con esto vuelvo a decir que no quiero haces desmerecer a ninguno de los antiguos profesores, de hecho uno de los profesores de baile hip-hop que impartió clases durante la etapa en tele5, fue el mejor profesor de baile que he tenido en mi vida. Pero es otra historia.

REDES SOCIALES

En esta edición se han ayudado de las redes sociales para su autopromoción. Saben de sobra que los seguidores están ávidos de noticias, y no hay nada mejor que dejar a los chicos unos móviles para que sean ellos los que publiquen sus fotos y sus vídeos y los compartan con sus fans: más facil, imposible. Seguidores y cercanía en la palma de la mano.

Además, hay empresas que se están apuntando al carro, y saben que con poquito pueden llegar a muchos, como es el caso de Superbritánico, que ha creado láminas basadas de los concursantes y que están gustando mucho.

PRESENTADOR

Encontrar un presentador carismático, que fuese llegar a todo tipo de público y que estuviese en nómina de Televisión Española, era muy complicado. Era algo arriesgado, pero un tipo como Roberto Leal, curtido en presentar programas más serios y de actualidad, podía ser una buena opción. Conocido por algunos, desconocido por otros, ha sido el mayor acierto, llegándose a convertir en el presentador que más aplausos se ha llevado del público desde que se inició el programa.

Lo tenía muy difícil, sí. Y no hay nada que siente mejor que conseguir aquello que es difícil alcanzar. Su cercanía con los chavales le ha llevado meterse en el bolsillo el cariño de todos los seguidres del programa: quizá por su forma informal de presentar (no hay nada más que se sienta como en su casa), quizá por su forma de ser (cercano y llano) o quizá porque se lo pasa bien haciendo lo que hace y animándose a hacer cualquier cosa que le plantean.

Sea por una de ellas o por todas juntas, se ha ganado el corazoncito de todo el mundo. Ya no queremos otro presentador que no sea él.

CANCIONES ELEGIDAS

La elección de las canciones ha sido fundamental. Por primera vez, se han tocado todos los géneros. ¿No estamos hartos ya de los programas en el que sólo parece que llama la atención el que canta flamento-pop? En España hay algo más que eso, y para prueba: un botón.

Canciones modernas, canciones antiguas, canciones eurovisivas, canciones de autor… Sinceramente, no sé si la elección de las canciones se debe a los profesores o son los concursantes los que tienen mayor conocimiento musical y así nos lo hacen saber. Si os dais cuenta, todas las galas tenían una canción que nos descolocaba, bien por el género o bien porque no la conocíamos. Para eso existe un programa musical como este, ¿no creéis?

IGUALDAD Y NATURALIDAD

Otra de los puntos a favor de esta edición ha sido la naturalidad y la importancia que le han dado a las igualdades sociales. Después de las polémicas de abusos en el mundo de la industria cinematográfica y musical, el programa (incluyendo dirección, profesores y alumnos) han mostrado su apoyo firme a la igualdad de género, a la liberación sexual y a la libertad de expresión de cada individuo.

Recordemos que es la primera vez en la que veíamos que en televisión española han dado naturalidad a un beso entre dos hombres, entre una chica (concursante) y su novio transexual, e incluso han utilizado la moda como reivindicación de igualdad (como el traje lucido por Alfred en la gala eurovisiva de esta semana – de Ernesto Artillo).

*****

No sé quién es vuestro favorito. Polémicas a parte sobre quién es el que mejor canta y el que peor, está claro que en esta edición lo importante es llegar al público. Buenas voces son todas. Con toda seguridad sean muchos los que tengan una gran carrera musical, puede que casi igualable a los concursantes de la primera edición, o de artistas de la talla de Pablo López.

¿Creéis que es así?, ¿el programa está sobrevalorado?, contadme quién es vuestro favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *