Móvil: el enemigo de las relaciones personales

¿No os ha pasado a vosotros el quedar en un restaurante o en un bar y ver una pareja que no pasa el tiempo hablando y sí que están colgados del móvil?. Cierto es que yo he jugado alguna vez a estar con el móvil y hablar justo con la persona que está delante de mí tomando algo, como si estuviésemos hablando con el móvil con otra persona, cuando en realidad lo hacíamos entre nosotros. Pero eso era un juego. ¿Cuántas veces estamos con alguien y nos llega un mensaje que creemos que tenemos que contestar y desatendemos a la persona que está en frente de nosotros?

Muchas veces no sabemos cuándo es el momento perfecto para contestar, y es que en algunas de esas ocasiones, es posible que deberíamos de dejar el móvil a otro lado, porque persona que está al otro lado del teléfono siempre puede esperar, mientras que la persona que está tomándose una cerveza contigo tiene el tiempo contado. Seguir leyendo