Duda Resuelta: ¿Cómo usar el champú seco?

Os voy a ser sincera: hace unos meses tuve en mis manos un bote de champú seco y no sabía cómo utilizarlo. Sinceramente, imaginé que ayudaba a mantener el cabello más limpio, o que ayudaba a que tuviese mejor aspecto cuando ya empezaba a sufrir entre lavado y lavado.

Voy a decirlo bien claro, y es que he tenido uno en mis manos y no he sabido muy bien cómo aplicarlo. Viene como si fuese un spray fijador, por lo que pensé que debía de aplicarlo como tal en la zona de las raíces, que es la zona del cabello que más se ensucia pero… ¿y después qué?, ¿se debe cepillar?, ¿se debe de dejar así secar?, pues en realidad no es tan complicado como parece en un principio.

Adriano Xavier, Director Artístico de Salones Carche, nos comenta que este producto nos ayuda a mantener el aspecto del cabello limpio en cuestión de segundos ante un caso de emergencia, aunque no es su único uso, sino que también se puede utilizar para dar más volumen y brillo a nuestro cabello en un moento determinado. Está totalmente recomendado para las personas con cabello graso, ya que ayudan a mantenerlo más tiempo.

Una vez que ya hemos podido comprender para qué sirve, paso a contaros qué pasos hay que dar para aplicarlo (seguro que yo lo apliqué muy mal la primera vez que lo hice):

  • Debemos aplicar el producto a unos 20 ó 30 centímetros de distancia, una vez que lo hemos separado en secciones, comenzando por los laterales, siguiendo por la parte superior y finalizando por la nuca.
  • Si nuestro cabello es graso, incidiremos más en la zona de la raíz, si no, lo repartiremos unifórmemente.
  • Una vez hecho todo esto, sería conveniente cepillar el cabello para eliminar el exceso de producto. Se puede utilizar secador, siempre y cuando sea con aire frío y no caliente.

De todas formas, al igual que hay líneas de cabello establecidas para ciertas necesidades, también hay champús en seco para lo que necesitéis, no todos son iguales. Para darle ese toque de grososr al cabello una solución sería optar por el Instant Fullness de Nioxin, el Dry Me de EIMI, de la firma Wella Professionals,  ofrece una fijación verátil y tiene efecto mate, peor si deseas un efecto más natural, el elegido es Drynamic de Sebastian Prefessional. Personalmente soy muy fan de la firma australiana Aussie, y si adoráis la marca tanto como yo, seguro que os encantará saber que también tienen una línea entera para cada necesidad, y con esos aromas que tanto nos gustan.

Tras mi experiencia os diré que yo prefiero aquellos que me dejen el pelo lo más natural posible. Yo no experimento mucho con mi cabello, por lo que no voy a realizarme peinados imposibles y, si en algún momento dado quiero utilizar estos productos, es porque lo necesito en cierto momento.

Por supuesto, sobra decir que estos productos hay que alternarlos con los champús tradicionales. No deberíamos nunca sustituir un champú tradicional con uno seco, ya que estos champús son específicamente para utilizarlos en momentos puntuales, nunca como sustitutivos. También tengo que dejaros claro que el cabello no quedará exactamente igual que después de un lavado tradicional, ya que su aspecto será un poco más mate (por el producto que hace que se disimule la grasa/suciedad) y perderá su brillo natural. A pesar de esto, es una muy buena alternativa para esos momentos imprevistos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *