CALVIN KLEIN apuesta por cuerpos normales para su nueva campaña

Algo se está moviendo en el mundo de la moda, y muchas firmas lo saben. Ya estamos hartos de alabar un tipo de cuerpo determinado y somos conscientes de que la gente normal se sale del canon 90-60-90, de las piernas largas como días sin panes y de los cuerpos modificados con photoshop. No somos perfectos 100%, eso ya lo sabemos, pero por fin hemos empezando a reivindicar, por nuestra propia salud mental y física, que no son los cuerpos 10 los que deben vendernos un producto, sino que queremos ver qué puede y qué no nos puede realmente quedar bien viéndolo en cuerpos normales.

Normales no significa que algo deje de ser bonito, cada persona tiene su encanto personal y único. Por esos motivos, llama mucho la atención cuando las firmas escuchan al público, y se acercan a los que, en definitiva, son sus compradores. Seguir leyendo