B/Glame-it travels: Portugal [día 1: Ciudad Rodrigo]

Uno de mis grandes deseos siempre ha sido poder visitar Londres. Después de años, por fin he podido sacar tiempo y he podido recaudar algo de dinero para hacer un pequeño viaje. Mi principal destino era el que ya os he comentado pero, tras sopesar que es algo más caro que el país vecino, Portugal, y que también había lugares bonitos por el que pasar, me decanté por el segundo de ellos. Comencé a programar mis días de vacaciones cuando me enteré que estaba disponible un tour la misma semana en la que iba a hacer el viaje. Ya supe entonces que el viaje no iba a ser tan relajado como pensaba en un momento, sino que iba a ser muy cansado.

Mi viaje comenzó el 18 de mayo. Salimos muy temprano, a las 8 de la mañana ya estábamos de camino a la primera parada. No llegamos de primeras a alguna zona de Portugal, decidimos que se nos haría más corto el transporte si hacíamos una parada para comer. La mejor zona para hacerlo era Ciudad Rodrigo, Salamanca, casi al límite con el país luso. La verdad es que nunca hubiese imaginado que en pueblos tan recónditos pudiésemos tener semejantes bellezas culturales.

Viaje a Portugal: Ciudad Rodrigo

Pero no sólo los edificios son bonitos: las casas, las calles, tienen un encanto especial. Un pueblo con historia que deja marcados a los que la visitan. Comenzando así de fuerte, empecé a pensar que, quizá, la tarjeta de 4GB que llevaba en mi cámara no era lo suficientemente grande y, así pude comprobar después. En la primera parada ya estaba comprando otra tarjeta de 16GB, lo suficiente para los próximos viajes que realizaré.

Viaje a Portugal: Ciudad Rodrigo

Nos dispersamos para comer. Se tarda menos tiempo en comer si cada persona va a sitios diferentes a si un grupo entero va al mismo sitio a comer. Mi hermano y yo (todavía no había dicho que hice el viaje con él) decidimos ir a un restaurante que se llamaba El Rodeo. La mujer que nos vendió la tarjeta de memoria nos recomendó ese sitio. Tan sólo teníamos 50 minutos para comer, pero fue el suficiente como para darnos cuenta de que la gente allí es muy agradable.

Siempre he sido de la idea que, si vas a un sitio nuevo, lo mejor que tienes que hacer es visitar sus calles y probar su comida. Y eso hicimos, pedimos una comida típica salmantina que nunca antes habíamos probado: huevos con farinato.

Viaje a Portugal: Ciudad Rodrigo

A pesar de que la fotografía no es muy buena, estos huevos con una mezcla entre sobrasada y chorizo están increíbles. Aunque no me gusta excesivamente la carne, esta comida se asimila muy bien, y pudimos seguir nuestro viaje sin sentir pesadez.

Viaje a Portugal: Ciudad Rodrigo

¿Podéis imaginar una casa de Correos tan bonita como esta? Desgraciadamente, no pudimos entrar en el edificio más allá de la primera planta, pero con sólo ver lo que podéis ver en las fotografías, me pareció alucinante. ¿Es posible que tengamos en España casas así y que las descuidemos? Menos mal que este no es el caso.

Viaje a Portugal: Ciudad Rodrigo

Os dejo con la  vista que se tiene desde la parte trasera de la catedral y con una instantánea mía grabando vídeo. Sí, he hecho un intento de vídeo, que podréis ver en el próximo post en el que os hablo del viaje.

Espero que os haya gustado mi primera crónica del viaje. Seguiré poco a poco enseñándoos la experiencia de mi primer viaje en el extranjero.

Sígueme en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *